Logo
Peace and Security
navi

La Europa que queremos se basa en la paz y seguridad basada en la justicia social entre las comunidades y los pueblos.

 

La Europa que queremos rechaza la guerra en tanto que método de resolución de los conflictos internacionales y reconoce la paz como un derecho fundamental de los seres humanos y de los pueblos.

 

La Europa que queremos juega un papel activo en la defensa y la promoción de los valores universales como fundamento de una paz durable: dignidad, libertad, igualdad de todos los seres humanos, derechos humanos, sociales, económicos y democráticos.

 

Se compromete a construir la paz luchando contra toda discriminación, injusticia, expoliación, exclusión y amenaza, utilizando el derecho internacional, la negociación política y la diplomacia como instrumentos fundamentales. Rechaza todos los intentos, vengan del interior o exterior, dirigidos a convertirla en un poder militar a escala mundial.

 

La Europa que queremos reconoce el derecho de todos los pueblos a la autodeterminación, basada en el respeto y la garantía de los derechos de las minorías y el reconocimiento de su diversidad, exigiendo que ellos respeten los derechos fundamentales. En virtud de este derecho, los pueblos deben de ser libres de decidir su autonomía política y su soberanía en el ámbito económico, social y cultural.

 

La Europa que queremos reconoce el derecho de los seres humanos y de los pueblos a resistir contra la opresión y las injusticias por medios que no entrañen la violación de los derechos humanos universales.

 

Por esta razón, apoya las diferentes iniciativas para la creación de un sistema de justicia internacional que permita sancionar a los Estados y a los responsables de crímenes de guerra.

 

La Europa que queremos actúa a favor del compromiso activo de las instituciones internacionales contra toda forma de opresión militar, social y económica y rechaza por principio la utilización de la fuerza militar. Es por eso que está a favor de la disolución de la OTAN y de todas las alianzas militares así como por la abolición de todas las bases militares extranjeras en el mundo.

 

La Europa que queremos rechaza la guerra “humanitaria” y “preventiva” porque la guerra no puede, jamás, resolver los problemas y entraña nuevas violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional. Por todo ello, rechaza toda forma de dominación colonial e imperial.

 

La Europa que queremos rechaza toda utilización y producción de armas nucleares, de armas de destrucción masiva, así como la tortura, la pena de muerte y cualquier trato degradante. Se compromete en el desarme y la desmilitarización para construir un mundo y una sociedad abiertas y acogedoras que aseguren la libre circulación y residencia de los seres humanos.

 

A fin de crear las condiciones necesarias para un orden internacional pacifico y democrático la Europa que queremos impulsará una política mundial de cooperación al desarrollo, garantizada por los tratados bilaterales y multilaterales reforzando los derechos políticos, económicos y sociales de las y los ciudadanos y de los pueblos.

 

La Europa que queremos reconoce el derecho de los seres humanos y de las comunidades a una vida libre de toda agresión, peligro o amenaza: su seguridad es la consecuencia de la seguridad de los demás. Por esta razón, pone en marcha una seguridad amplia, común e interdependiente, desplazando la noción de seguridad de los estados hacia la seguridad de los seres humanos.

 

En nombre de estos principios, se abstiene de toda amenaza o acción ofensiva trabajando a favor de la prevención de los conflictos, de soluciones pacíficas y de humanización de las relaciones internacionales.

Pictur Peace